Nadie duda de que se trata de uno de los programas más duros de la televisión. En Sálvame no solo reparten caña contra los personajes del corazón que están más de actualidad, sino que también pisotean a sus propios colaboradores. Algunos tertulianos tienen más paciencia que otros, y todo a punta a que a María Patiño ya se le ha terminado. La periodista se ha cansado de tantos ataques y ha amenzado con dejar el magacín estrella de Telecinco. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo para descubrirlo.

Rebelión en Sálvame

María Patiño

> María Patiño no ha sido la primera, ni será la última, que se ha atrevido a plantar cara a los jefazos de Sálvame. Desde las altas esferas se toman las decisiones en cuanto a la mécanica del programa, y sobre el equipo directivo recae el poder de elegir a la víctima de la semana. Normalmente toca a Chelo García-Cortés ejercer este indeseado rol, junto al de payasa de la tele. Los directores del programa aprovechan cualquier ocasión para disfrazarla o ponerla en ridículo. La tertuliana solía callar y hacer lo que le pedían, hasta que un día se hartó de ser el bufón oficial del magacín.

En más de una ocasión plantó cara a David Valldeperas en pleno directo, haciéndole saber que le estaba faltando al respeto de una forma descomunal. Durante mucho tiempo fue Karmele Marchante la que ostentó el título de hazmereír de Sálvame. García-Cortés recogió su testigo cuando se marchó, y ahora que está convaleciente, parece que han escogido a María Patiño como la nueva diana sobre la que lanzar todos los dardos.