Jaime Peñafiel es conocedor de muchos de los secretos de la familia real española. Coincidiendo con la llegada de la Semana Santa, el veterano periodista nos ha hecho partícipes de un secreto relacionado con estas fiestas que tiene como protagonistas al rey Felipe y a su esposa, doña Letizia. Entérate de la drástica decisión que se ha visto obligado a tomar el monarca en estas fechas.

Una escapada familiar llena de significado

Los Reyes eméritos en una Semana Santa sevillana

> Don Felipe ha tenido que renunciar a muchas cosas durante su matrimonio. Él ha sido criado para dedicarse en cuerpo y alma al país al que representa. Sin embargo, la vida de Letizia ha sido completamente distinta y no está dispuesta a cruzar ciertos límites. Por contentarla, el Rey se ha visto obligado de despedirse de algunas cosas con las que él disfrutaba. Por ejemplo, aquellos veranos interminables en Palma de Mallorca o los encuentros con su adorada familia griega, por la que la Reina parece sentir cierta animadversión.

Lo que no sabíamos es que el jefe de Estado es aficionado a las procesiones de Semana Santa. Según ha relatado Jaime Peñafiel, periodista experto en Casa Real, Felipe guara muy buenos recuerdos de esta festividad. No es de extrañar, acudió alguna vez de pequeño con sus padres y sus hermanas a ver los pasos de Sevilla, una ciudad en la que se viven estos días de Pascua con especial fervor. Además, para la familia al completo era importante ver a la Virgen de la Macarena. Y es que, curiosamente, sus sayas estaban confeccionadas con parte del traje de novia que lució en su día doña María Mercedes, madre de don Juan Carlos.

Siguiente: El desplante de Letizia a su marido