La infanta Cristina tiene en jaque a la familia real. Ha tomado una decisión y de ahí no se mueve. La cuestión afecta a todos. Nadie queda al margen del deseo expresado por la hija mediana de don Juan Carlos y doña Sofía. La más preocupada es doña Letizia, que tiene miedo ante el ultimátum que ha dado su cuñada. La reina está en alerta ante las circunstancias que prevé ocurran. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

El ultimátum que hace temblar a la reina

> Iñaki Urdangarín no para de maquinar en relación a la familia real. Tiene ánimo de venganza dado que podría haber contado el papel que jugó don Juan Carlos en la trama Noos y ha callado. Considera el ex deportista que su lealtad está a prueba de dudas y pide un gesto. Ha sido Cristina quien ha comentado la cuestión con don Juan Carlos. Ahora que está libre de obligaciones, es posible que acepte visitar a quien fuera su yerno favorito. No será un encuentro que se produzca motu proprio, don Juan Carlos se ve obligado a hacerlo para que no salgan más escándalos a la luz. Aunque su relación con don Felipe es escasa y distante, no desea complicarle la vida. Sabe que, ante sí, tiene una difícil tarea.

Doña Letizia está en alerta y atemorizada ante lo que pueda explicar Iñaki. Durante los tiempos en que se movió a sus anchas, trató con gente que le proporcionó información delicada sobre algunos miembros de la familia real. En este sentido, la reina tiembla solo de pensar que pudieran filtrarse ciertas conversaciones comprometidas. Como las que se le achacan mantuvo con Jaime del Burgo. De hecho, él intentó que se publicaran. Actuó movido por el despecho. Ni tan siquiera pidió dinero a cambio. El asunto se frenó y Jaime se mantiene alejado de todo lo que tiene que ver con doña Letizia.

Siguiente: Los amigos de Letizia