Leonor y Sofía se han convertido en las protagonistas indiscutibles del veraneo de la familia real en Palma. El posado celebrado en Marivent ha dejado gestos y palabras imborrables. La heredera no ha salido muy bien parada, tampoco su hermana. No han gustado sus formas y maneras poco naturales, demasiado artificiales para su edad. La cuestión es complicada porque todos los ojos se giran hacia doña Letizia. Hay quien la acusa de haber creado a dos “auténticos monstruitos”. ¿Quién y por qué ha pronunciado estas duras palabras? Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

Leonor, una heredera tímida e insegura

> El posado de los reyes en Marivent ha desatado la polémica sobre la princesa Leonor. La prensa alemana considera que la niña no está preparada para enfrentarse al destino que le está reservado. Hacen esta afirmación basándose en su inseguridad. Al parecer, la princesa habría pronunciado: “Papá, quédate conmigo” al tiempo que buscaba su brazo como escudo protector. Los medios germanos resaltan el hecho de que Leonor, en sus comparecencias públicas durante sus días en Palma, siempre ha ido de la mano o bien de sus padres o de doña Sofía. Existen imágenes que así lo corroboran. Tanto don Felipe como doña Letizia han sido captados abrazando a su hija.

Y es aquí donde salta como un resorte el tema de la sobreprotección que la reina ha ejercido con sus hijas. A Sofía le afecta menos porque es más espontánea. En cambio a su hermana le está pasando factura. Hubiera sido bueno que se bregara en cuestiones institucionales antes. Ahora le va a costar más. Sin embargo, doña Letizia dejó muy claro que sus hijas disfrutarían de una infancia igual a la de otras niñas de su edad. El problema es que ellas no van a heredar el trono y Leonor sí.

Siguiente: Letizia está criando dos monstruitos