Los hijos en común siempre suelen ser motivo de enfrentamientos entre las parejas separadas. Guti y Arantxa de Benito no son una excepción. La presentadora y el futbolista llevan años a la gresca, aunque de un tiempo a esta parte parecía que se había calmado la polémica. Ahora, harta de guardar silencio, la modelo ha sacudido al centrocampista con unas escandalosas revelaciones. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

Arantxa de Benito se ha cansado de guardar silencio y ha desvelado toda la verdad sobre la relación de Guti con sus hijos.

De Benito ha estado manteniendo un perfil bastante bajo durante los últimos años. Sin embargo, su paciencia tiene un límite y ha terminado estallando para defender los intereses de sus hijos. Todo comenzó con las polémicas declaraciones de Romina Belluscio, la actual mujer de Guti, en las que excluyó de su familia a los hijos que el futbolista tiene con Arantxa. “Nuestro hogar está dónde estemos los tres”, refiriéndose exclusivamente a ella, a su marido y al niño de seis años que tienen en común.

¿Qué pasa con sus hijos mayores, fruto de su relación con de Benito? La presentadora no pudo evitar entrar al trapo y se dejó caer en Espejo Público para cantar las cuarenta a Guti y a su mujer. “Él cumplía como padre hasta que conoció a Romina”, sentenció Arantxa, echando el balón sobre el tejado de la argentina. Bajo su punta de vista, ella tiene mucho que ver en el distanciamiento entre el futbolista y sus hijos mayores. Sin embargo, recalca que siempre fue “un padre poco presente” y que esto marcó la relación que su primogénita, Zayra, guarda con él. Al parecer, es la joven la que peor se lleva con el centrocampista.

Guti da de lado a su hija

Según Arantxa, Zayra es la hija de Guti que peor relación mantiene con el futbolista.

Arantxa recuerda con especial pena un delicado episodio que tuvo lugar este verano. Según reveló la presentadora en Espejo Público, Zayra contactó con su padre antes de verano para pedirle pasar junto a él y sus hermanos parte del estío, pero el futbolista se negó en rotundo. “Mi hija llamó a su padre para decirle que por qué no iba de vacaciones con ellos. Él le contestó lo que le contestara, a la niña le sentó mal y me llamó llorando”, recordó de Benito, visiblemente emocionada.

De hecho, hace falta remontarse al año 2012 para recordar la última vez en la que Guti pasó unos cuantos días de vacaciones junto a todos sus hijos. Aun así, Arantxa guarda la esperanza de que su hija y Guti puedan acercar posturas, y está segura de que ambos se quieren con locura. “Espero y deseo que vuelvan a verse”, imploró la presentadora.