Casa Real

Las cosas están que arden entre Borbones. Cada uno tira de la cuerda según su conveniencia. Lo cierto es que don Juan Carlos y doña Sofía están en medio de un tsunami. Sus hijos no les están poniendo las cosas fáciles. Ahora le ha tocado el turno a la infanta Cristina, que se ha descolgado con un ultimátum a sus padres. De no cumplirse el deseo de la hija mediana de los eméritos, una bomba estallará en Casa Real.

Juan Carlos y Sofía, sentados sobre un polvorín

Rey Juan Carlos y Reina Sofía

> Don Juan Carlos y doña Sofía están en medio de un polvorín. Las cosas se han complicado en el otoño de su vida. La familia les trae de cabeza. Por un lado, está la relación tirante que mantienen con don Felipe y doña Letizia. Al final, el rey se ha puesto de parte de su mujer y eso ha enfriado mucho la entente con sus padres. En honor a la verdad hay que decir que hace años que las cosas no están bien entre don Juan Carlos y su hijo. El emérito cree que fueron excesivas las presiones y maniobras ejercidas por don Felipe para coger el relevo.

Otro asunto que ocupa y preocupa a don Juan Carlos y doña Sofía es la posición de sus hijas. Consideran injusto que Elena haya pagado los platos rotos por Urdangarín. Noos fue un tsunami que se llevó por delante a las infantas y al rey, dado que ejerció como detonante de la abdicación. A los eméritos les gustaría que su hija mayor volviera a la agenda real. Sin embargo, en este punto, don Felipe no da su brazo a torcer. Parece que mucho ha influido en  la cuestión doña Letizia. Hace ya tiempo que las cuñadas no se dirigen la palabra.

Siguiente: El ultimátum de Cristina a los reyes