Don Felipe parece algo cansado de las estrictas normas que doña Letizia ha impuesto en su convivencia. La reina quiere la misma se circunscriba a ellos y sus hijas. No queda sitio para nadie más. El rey podría estar sacando su verdadero carácter al plantar cara a su esposa. La gente habla sobre la peculiar forma de ser de Letizia. Es difícil caer en gracia a la reina. De ahí que la mayoría de amigos y familiares de don Felipe ya no estén junto a él. Sin embargo, el rey ha tomado una drástica decisión. Te lo contamos todo a continuación.

El amigo especial de Letizia

> Javier López-Madrid formó parte de la pandilla del príncipe durante años. En un principio, a él no le cuadraba la elección de don Felipe. El empresario, como el resto de los cachorros de la jet que frecuentaba el rey, también recibió de forma poco amable a doña Letizia. Para él, estaba incapacitada para casarse con su amigo por sus orígenes humildes. Sin embargo, una vez se dio cuenta de que el entonces príncipe estaba enamorado hasta las trancas, cambió la estrategia.

Para nada quería Javier López-Madrid ser expulsado del círculo íntimo de don Felipe. En este punto, era consciente del peso que doña Letizia podía tener. Así las cosas, echó mano de toda su capacidad camaleónica y buscó la manera para acercarse a ella. El muro fue derribado cuando Javier empezó a hablar con Letizia de su pasión por la vida sana. Y fue ahí donde la princesa cayó en sus garras. Fue tan cercano lo suyo que hasta llegaron a compartir clases de yoga, de ahí el famoso “compi  yogui”. Cuando saltó a los medios que el nombre de López-Madrid aparecía implicado en diversas causas judiciales sobre la financiación ilegal del PP, la reina le envió un mensaje muy cariñoso. Semanas más tarde, Javier López Madrid fue expulsado de Zarzuela sin fecha de regreso.