Don Felipe parece algo cansado de las estrictas normas que doña Letizia ha impuesto en su convivencia. La reina quiere la misma se circunscriba a ellos y sus hijas. No queda sitio para nadie más. El rey podría estar sacando su verdadero carácter al plantar cara a su esposa. La gente habla sobre la peculiar forma de ser de Letizia. Es difícil caer en gracia a la reina. De ahí que la mayoría de amigos y familiares de don Felipe ya no estén junto a él. Sin embargo, el rey ha tomado una drástica decisión. Te lo contamos todo a continuación.

El rey, de fiesta con los que llaman “chacha” a Letizia

> La situación se volvió insostenible. A oídos de Letizia llegó que algunos de los colegas de don Felipe le apodaban “la chacha”  y esto hizo que el rey tomara medidas en el asunto. Desde entonces, la distancia es mucha con los que ayer fueron y dejaron de ser cuando la periodista entró en acción. Esto contentó a la reina, que aprovechó para blindar el espacio privado familiar.

Este fin de semana, don Felipe lo ha pasado en Baqueira Beret en compañía de Beltrán Gómez-Acebo y Pedro López-Quesada. Ni la compañía ni el lugar elegido son santo de la devoción de doña Letizia. Beltrán es hijo de la infanta Pilar y Pedro, marido de Cristina de Borbón. Con ambos mantiene don Felipe parentesco familiar y una excelente amistad.

Siguiente: Felipe desobedece a Letizia