El pasado jueves 17 de noviembre tuvo lugar en Las Vegas, Nevada, la entrega de los 17º Latin GRAMMYs. DVicio, Carlos Vives, Juanes y Pablo López fueron algunos de los que subieron al escenario a entregar premios o deleitarnos con sus mayores éxitos del último año. Una huérfana Bicicleta entonada únicamente por Carlos Vives y por la que ya Shakira disculpó su ausencia vía redes sociales; y es que la salud del pequeño Sasha hizo que la colombiana tuviera que quedarse en Barcelona y anular la actuación que junto a su compatriota tenían pensado entregarnos.

El momentazo de la noche llegó a las dos horas y cuarto de dar comienzo la gala. Marc Anthony y Jennifer Lopez, juntos, otra vez en el escenario. Tras su divorcio en 2011, JLo y Marc han seguido manteniendo muy buena comunicación y sintonía en favor de sus gemelos. Vete y pega la vuelta de Pimpinela fue la canción que la pareja cantó a la perfección y erizó la piel de asistentes y espectadores vía streaming alrededor del mundo.

102380_jennifer-lopez-marc-anthony-punto-besarse-grammy-latinos-2016_m

Anthony recibía el premio Latin GRAMMY a Persona del Año y el galardón se lo entregaba su ex esposa acompañada de estas preciosas palabras en su perfecto español del Bronx: “Marc es una leyenda viviente que va desnudando su corazón y su alma en su viaje musical. Es un artista mágico y puro que nos regala clásicos que se quedaran con nosotros para siempre. En nuestro propio viaje personal y artístico hemos aprendido tanto y hemos crecido tanto. Siempre será muchas cosas en mi vida. Mi mentor, un alma gemela. Un padre. No es una persona del año, sino de toda la vida y para toda la historia. Es un honor entregarle el premio al increíble, al amor mío, Marc Anthony”.

El final del discurso lo cerraron con una no-cobra, es decir, un beso en los morros dejando claro que aunque cada uno tenga su vida, sus intereses, sus nuevas parejas y sus nuevos proyectos, el amor y el respeto por lo que entonces hubo, sigue patente. Hola, David Bisbal. ¿Te suena?