Bertín Osborne atraviesa un momento complicado. El artista tiene diferentes frentes abiertos que no le dan tregua. El principal, la salud de su hijo Kike. Tanto Bertín como Fabiola siguen muy de cerca las evoluciones del niño de sus ojos. De un tiempo a esta parte, los problemas forman parte del día a día del cantante. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos todo a continuación.

Adiós al sueño de Bertín

> Como todos los que se meten en negocios, Bertín Osborne conoce la cara y la cruz de esta moneda. Lo cierto es que compró con mucha ilusión una bodega en La Rioja a la que bautizó con el título nobiliario que lleva su padre, Conde del Donadio. El cantante negó que la bodega sufriera pérdidas que obligaban a venderla: “Seguimos vendiendo a México y produciendo a nivel de alimentación. Sigo teniendo la bodega en Ollauri, que es la bodega más antigua de La Rioja”.

Finalmente, las pérdidas eran muchas y el artista se deshizo de uno de sus bienes más preciados. Pedía dos millones y medio de euros, cantidad que tuvo que rebajar porque no había comprador. Entonces, Bertín aseguró que quería seguir ligado a la bodega a través de una participación en la sociedad. Sin embargo, todo se ha ido al traste dado que la entidad financiera BNP Paribas ha sacado a subasta la propiedad. Sin duda, una dolorosa noticia para el cantante, que estaba muy ligado sentimentalmente a esta bodega.

Siguiente: Los problemas crecen para Bertín Osborne