Belén Esteban atraviesa un buen momento. Desea quedarse embarazada de Miguel y casarse por segunda vez y por la iglesia. Sin embargo, no lo tiene fácil. Su ex marido, Fran Álvarez, no está por darle el gusto y va a oponerse a la anulación. Mientras tanto, Toño Sanchís ha sido víctima de una grave traición por parte de Belén y su actual representante. Un auténtico thriller que desvelamos a continuación.

La gran traición de Belén a Toño

> Belén Esteban necesita a alguien que maneje sus asuntos televisivos. En principio dijo que sería ella misma la encargada de hacerlo. Sin embargo, para entonces ya se había reunido con un amigo de Toño Sanchis. Se trata de Agustín Etienne, que ejercía de road manager en la empresa de Toño durante años. Su relación era estrecha pero Agustín decidió soltar amarras cuando Belén y Sanchís partieron peras.

La maniobra de Etienne se vendió como un gesto de solidaridad con Belén, como que deseaba apartarse de un profesional que no hacía las cosas debidamente. Sin embargo, pronto cogió las riendas de la carrera de la Esteban. Ni él ni ella debían estar convencidos de que su acción fuera la correcta ya que tardaron mucho tiempo en hacer público el vínculo. De hecho, esperaron hasta que Belén se casó con Miguel para dejar de esconderse. Sin duda, una venganza cruel por el vínculo de amistad que unía a Agustín con Toño.

Siguiente: Toño desmonta a Belén