La colaboradora de Sálvame se ha vuelto a ir de boda desde que el pasado junio contrajera matrimonio con Miguel Marcos, su pareja desde hace años. Esta vez ha sido el enlace de unos amigos vinculados a su programa el que ha hecho que la de Paracuellos vuelva a pisar un convite.

Para el enlace la colaboradora se decantó por un traje de chaqueta y pantalón en rosa empolvado con pequeños detalles de volantes

Instagram ha sido la ventana que nos ha mostrado el bonito día que pasaron Belén y Miguel viendo casarse a sus amigos Raúl y Alex. El enlace tenía lugar en La Casa de la Panadería, uno de los edificios más emblemáticos de Madrid, que preside la Plaza Mayor. La colaboradora acudía del brazo de su ya marido y rodeada de amigos comunes que también asistieron al enlace, entre ellos la presentadora Carlota Corredera.

La que fuera novia de Jesulín ya ha manifestado en más de una ocasión que le gustaría volver a pasar por el altar pero, esta vez, para casarse por la iglesia, algo que haría especial ilusión a Miguel. El enlace civil les unía como marido y mujer, siendo uno de los mayores deseos de Belén, pero, afirma, comprende perfectamente los deseos de su pareja de sellar el matrimonio ahora también por la vía religiosa.

Invitado sorpresa

Belén Esteban ha manifestado en varias ocasiones la gran admiración que tiene por el cantante Pablo Alborán

Está claro que el enlace tuvo que despertar en la Esteban los recuerdos de un día tan especial como fue el de su segunda boda, agilizando tal vez los trámites para organizar la tercera. De su primer matrimonio, ese que le impide casarse de nuevo con Miguel, jamás ha querido volver a hablar. Fran Álvarez, su exmarido, ha puesto el dedo en la llaga proclamando que no concederá la nulidad matrimonial a Belén en ningún caso, siendo todavía un mayor argumento de peso el hecho de que la colaboradora esté tan ilusionada con la posibilidad.

Belén, por su parte, no ha querido responder al que un día fuera su marido, y ha preferido continuar con el proceso de manera discreta, aunque confía en que esa boda religiosa llegue a producirse en un futuro próximo. Es posible que, en vista del buen trato que parecen tener, uno de los asistentes a esa nueva boda pudiera ser nada más y nada menos que, ¡el mismísimo Pablo Alborán! Y es que, a juzgar por la foto que la colaboradora compartía en sus redes sociales, Pablo fue uno de los invitados al enlace de Raúl y Alex, aunque no sabemos si en calidad de cantante o de amigo. Lo que si parece es que la colaboradora y el artista se llevan a las mil maravillas, ¿pondrá banda sonora a su siguiente enlace?