La de Paracuellos ha disfrutado de unas estupendas vacaciones junto a su marido Miguel Marcos. Belén Esteban se ha pasado el verano de aquí para allá y con la llegada de septiembre se ha terminado su chollo. La princesa del pueblo se ha sentado en la silla de Sábado Deluxe para dar por terminado su descanso y regresar al trabajo, pero su regreso a Mediaset podría ser mucho más amargo de lo que esperaba. Sus peores temores se han hecho realidad y la tertuliana no levanta cabeza. ¿Quieres saber qué le ocurre? Sigue leyendo para descubrirlo.

Las lujosas vacaciones de Belén

> La Esteban no ha escatimado en gastos durante su descanso de verano. Después de unas vacaciones en las que no ha parado de aquí para allá, Belén decidió poner el punto final en Tenerife. La tertuliana más icónica de Sálvame se hospedó junto a su marido, su hija y su nuero en un lujoso hotel de cinco estrellas de la capital canaria. Durante su estancia en el Gran Meliá Palacio de Isora no se privaron de nada y Cotilleo.es pudo conocer en exclusiva el desorbitado precio que tuvo que apoquinar la de Paracuellos para pasar sus últimos días del estío a todo tren.

Aunque en el hotel se pueden solicitar habitaciones de todo tipo, Belén decidió contratar las más caras y exclusivas, gastándose unos 300 euros por noche. En total hacen unos 4.000 eurazos solo en alojamiento, sin contar con los desplazamientos o lo que invirtiera en sus diferentes salidas de ocio. Vamos, que a la Esteban no le ha faltado de nada durante este verano. Ha hecho bien en relajarse y en pasarlo de lujo antes de volver a la realidad, porque no le espera un regreso nada agradable. Los peores temores de la de Paracuellos se han hecho realidad y la tertuliana no levanta cabeza. Está destrozada y te explicamos los motivos a continuación.

Siguiente: Se confirman los peores temores de la Esteban