Para Belén Esteban ha sido una derrota el resultado de la subasta de la casa de Toño Sanchís. La rubia se las prometía muy felices. Creía que haría el negocio de su vida y la cosa se ha torcido muy en su contra. Aunque hay quien se desgañita asegurando que Belén está feliz y que solo puede hacerse un análisis de la situación, la realidad es más oscura de lo que nos quieren hacer creer. Todo esto ha provocado Belén Esteban haya desaparecido del mapa. ¿Dónde está Belén? ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

A Belén le sale el tiro por la culata

> Belén Esteban vive horas bajas tras hacerse público el resultado de la subasta de la casa de Toño Sanchís. Como se recordará, la empresa del manager, a nombre de su mujer, debe hacer frente al pago de 600.000 euros que se dictaminaron en el contencioso que inició la rubia tras descubrir que las cuentas no estaban claras en cuanto a sus emolumentos. Vamos, que le faltaba dinero. No habiendo líquido con el que hacer frente al pago de la indemnización, solo quedaba una opción para que Belén cobrara: la vivienda familiar donde reside Toño con su mujer y sus hijos.

El asunto dio un giro inesperado cuando el pasado sábado María Eugenia Yagüe reveló en LOC que la persona que ganó la puja, una señora de Majadahonda, había renunciado al inmueble alegando a las cargas que pesaban sobre el mismo. La siguiente en la lista era Belén, así que la casa de Toño pasa a su poder. Sobre la misma pesa una hipoteca de 260.000 euros y hay que contar con los gastos notariales y registrales que estas operaciones conllevan. Además de los 375.000 euros que gastó en la puja, que se restan de los 600.000 que dictaminó el juez le correspondían. Sin duda, la rubia ha hecho el peor negocio de su vida.

Siguiente: Toño fulmina a Belén