Disfrutando al máximo del tiempo en familia, la actriz Beatriz Rico se ha reunido, en un céntrico restaurante madrileño, con sus familiares más cercanos para celebrar el 20 cumpleaños de su hijo Marco. Aprovechando la ocasión, hemos podido entrevistar en exclusiva a la actriz, que ha hablado del complicado momento que está viviendo su amiga y compañera de profesión Ana Obregón.

– Pregunta: Celebrando el cumpleaños de Marco.

– BEATRIZ: Sí, estamos celebrando el 20 cumpleaños de Marco. Es un año muy especial porque casi siempre lo celebra con la familia en Asturias y yo casi nunca estoy con él. Yo le dije este año por favor ven. Ya sabemos que con todo lo que está pasando son celebraciones más pequeñitas pero para mí era importante estar hoy con él y con Martina, su novia, Rubén, mi marido. Muy emocionante para mí.

– Pregunta: Vimos que mandaste una carta a Ana Obregón, ¿has hablado con ella últimamente?.

– BEATRIZ: Sí, hablé con ella. No está bien, como es normal, está siendo todo muy duro, tiene mucha gente que la quiere, está con su hermana Amalia que es un cielo, está muy arropada pero fíjate, se me rompe hasta la voz. Lo está pasando mal.

– Pregunta: cuenta con tu apoyo y el de mucha gente.

– BEATRIZ: Sí, yo lo que escribí me salió del corazón, Ana está conmigo siempre, siempre se dice que los buenos amigos siempre están en lo bueno y en lo malo, Ana conmigo ha estado en lo malo y en lo malo. La gente siempre se queda con la imagen de una Ana feliz, contenta, quizás con un punto frívolo pero no, Ana es un cascabel pero sobre todo es muy buena gente, es de buen fondo. Yo con ella he trabajado bastante, lo único que tengo hacia ella es agradecimiento máximo, amor y mucha tristeza por lo que le ha pasado, como madre* uf.

– Pregunta: Estarás deseando darle un abrazo.

– BEATRIZ: Bueno, ahora los abrazos nos los damos virtuales porque no podemos de otra manera, ojalá muy pronto pueda, no solo a ella, también a todos. A mi madre hace mucho que no le doy un abrazo, me cuesta mucho pero es lo que nos toca. Mascarilla y mucho cuidadito, el virus no es una broma.