Después de confirmar su ruptura con Rodri Fuertes a través de su canal de Mtmad y explicar los motivos que les llevaron a tomar la drástica decisión, Bea Retamal vuelve a enamorarse y rehace su vida en Valencia, su ciudad natal, junto a alguien muy cercano a ella.

Tras meses de silencio, Bea Retamal confirmaba la ruptura y el mal momento que atravesaba a través de YouTube

La semana pasada la plataforma de Mediaset en YouTube, Mtmad, era testigo del relato sobre los últimos meses de relación entre Bea y Rodri. Era la propia Bea la que narraba la historia desde sus vivencias y utilizaba la cámara como vía de escape para el estrés que afirmaba estar sufriendo. “Bea y punto”, como se llama el nuevo canal de la valenciana, deja atrás el consolidado “Rodéanos”, el canal que compartía junto a Rodri Fuertes y cuyo contenido principal eran las aventuras -más tarde desventuras- de la pareja, y las visiones de ambos.

Primero fueron viajes de ensueño a Bali, Cuba, Nueva York o Ibiza, sorpresas por San Valentín o visitas familiares totalmente documentadas, más tarde, los primeros atisbos de roces entre ellos: “Bea y Rodri explican su primera crisis”. Finalmente, el contenido de los vídeos en los últimos meses sobre terapias de pareja y vidas separadas en Madrid y Valencia, hacían presagiar lo inevitable, la mediática ruptura de los “chiconinos”

Ilusionada de nuevo

Adrián Valenzuela, el valenciano que ha vuelto a ocupar su corazón

En sus últimos vídeos a través de “Bea y punto”, la ex gran hermana ha decidido sentarse a contar por primera vez los verdaderos motivos de la separación. Ha dividido el relato en dos partes que abarcan desde los inicios de distanciamiento entre ellos hasta la aparición de una nueva ilusión en su vida. Tal y como ella misma narra, tras meses de desamor y falta de contacto con Rodri, Bea decidía hacer una escapada al festival Arenal Sound con sus amigas. Allí volvió a coincidir con alguien de su pasado, su ex pareja Adrián Valenzuela.

Dicen que donde hubo fuego quedan cenizas, y efectivamente, entre Bea y Adrián surgió de nuevo lo que ambos creían terminado. La valenciana explica en la segunda parte del vídeo sobre la ruptura que se dejó llevar en todo momento y no calculó los pasos que debía dar: “hice lo que me apeteció en ese momento”. Rodrigo, por su parte, no ha querido pronunciarse ni sobre la confirmación de separación entre ellos ni sobre las informaciones que hablan del nuevo novio de la que fuera su pareja. Por el momento prefiere guardar silencio y reservarse su versión de la historia para amigos y familiares.