kiko rivera vacaciones

Kiko Rivera ha indignado a sus seguidores en redes sociales con las últimas imágenes de sus días de vacaciones. Hace unos meses el hijo de Isabel Pantoja se lamentaba en su cuenta de Instagram de que a causa de la cuarentena por coronavirus, su situación económica estaba siendo muy precaria. Explicaba, en un directo que hizo junto a Tamara Gorro, que estaba viviendo con 700 euros de ayuda que le proporcionaba el gobierno porque el estado de alarma le había pillado sin ahorros. Además, la gira como DJ que tenía prevista para este verano tuvo que ser suspendida, por lo que la posibilidad de ingresos por esa fuente, quedó descartada.     

KIKO EL GASTÓN

El propio Kiko reconoce que es una persona muy gastadora, algo de lo que se arrepintió al verse en cuarentena, con 700 euros mensuales que no cubrían sus necesidades porque sus gastos no se redujeron. ‘Es una locura, no hay derecho’, decía el hijo de la Pantoja como si fuese un proletario en paro con una hipoteca y tres hijos a su cargo. Decía que el verano pintaba estupendo porque tenía el calendario lleno de trabajos y tenía el propósito de comenzar a ahorrar para comprarse una casa con su mujer Irene Morales, y crear un colchón para sus dos hijas. ‘Pero ha llegado así’, decía resignado. ¿Qué tal le estará yendo ahora a Kiko, sin bolos, y con una renta de 700 euros?