Es simpática y natural en las distancias cortas. Llega puntual a nuestra cita y se muestra algo nerviosa. A pesar de haber pertenecido a una de las sagas más famosas de nuestra sociedad, Paula Sánchez Zurdo no se acostumbra a las cámaras ni a las entrevistas. Su relación con el empresario Miguel Palomo Danko la catapultó a una popularidad en la que no se siente cómoda. Años después del final de su relación, Paula nos recibe en su nuevo negocio, Pet&Me (Avenida Bruselas 36), una guardería y peluquería canina en la que mima y cuida a las mascotas de sus clientes.

¿Por qué has decidido embarcarte en este proyecto? Decidí embarcarme en este proyecto por el amor que siento desde niña por los animales, en especial por los perros. La idea surgió, cuando por mi anterior trabajo, y teniendo a mi perrita Bala, intenté encontrar alguna guardería canina cerca de mi barrio, en el centro de Madrid, y me di cuenta de que prácticamente no había ninguna que me prestara los servicios que yo demandaba. El más importante es que el espacio fuera agradable y me diera la seguridad de que mi perra iba a estar tan cómoda como en casa. Con respecto a la peluquería canina, era algo que siempre me gustó. El contacto directo con los perros siempre me ha atraído y lo vi como una buena forma de complementar la guardería. He hecho una peluquería acristalada dónde los propietarios pueden ver mi forma de trabajar, ya que creo que esto les da más tranquilidad a la hora de dejar a sus mascotas. Y lo más importante, que los perros estén a gusto y disfruten  de ese momento.

¿Qué esperas encontrar con este negocio? Espero encontrar algo no siempre fácil en esta vida, y es que mi trabajo me haga una persona feliz, y sobre todo, el saber que mis clientes y sus dueños quedan contentos y tranquilos después de una visita a mi centro, y de momento, creo haberlo conseguido.

¿Qué ofrecéis en Pet&Me? En PET&Me disponemos de servicio de peluquería y guardería de día. Creo que es muy importante socializar cuanto antes a nuestros perros con la peluquería, ya que muchas veces me encuentro con perros realmente asustados, a los que me cuesta mucho manipular, y aunque mi filosofía de trabajo es que lo importante no es el tiempo que tarde, sino el resultado y que nuestro amigo se sienta cómodo y tranquilo, una visita periódica a la peluquería consigue cambiar un momento de estrés, en algo placentero y es importante para acostumbrarles y tengan un comportamiento adecuado; esto marca la diferencia y evita comportamientos agresivos y nerviosos. Además la sesión de peluquería es algo más que un baño o un corte de pelo, es algo necesario que nos ayuda a mantener en buen estado su salud, ya que en muchas ocasiones la manipulación física que realiza el peluquero, permite identificar afecciones como otitis, problemas en la piel, alergias, dolores musculares, luxaciones, heridas , pulgas o garrapatas.

¿Y en cuanto a la guardarería? Con respecto a la guardería, quiero transmitir tranquilidad a los dueños y comodidad a mis queridos clientes. Con frecuencia la soledad de las largas horas de espera, y el aburrimiento, provoca en nuestros amigos problemas de comportamiento, en PET&Me ofrecemos un lugar donde encontrarán atención, buena compañía y diversión, en un espacio habilitado dónde podrán jugar con otros perros, salir a pasear, descansar en sus camas, y si son perros más tranquilos o incluso mayores, disponemos de habitaciones independientes, en un pequeño hotel de madera, que construimos pensando en ellos, siempre bajo nuestra atenta mirada. Este servicio abarca desde las 8h hasta las 20h  de lunes a viernes y de 10h a 14h los sábados. Notarán el cambio cuando lo recojan, ya que se encontrarán a su amigo mucho más alegre y relajado.

Te conocimos como la novia de Miguel Danko, ¿que ha sido de tu vida durante todo este tiempo? Estoy feliz. He podido cumplir mi sueño, montar mi primer negocio que era algo que llevaba cierto tiempo dando vueltas y que mi familia me animaba a realizar. Mis dos hermanos mayores son los fundadores de BoostConcept y me han ayudado mucho orientándome y dándome buenas ideas y, por supuesto, he tenido todo el apoyo de mis padres. Ser joven emprendedora no es fácil, yo he tenido la suerte de contar con mi familia y amigos. Ahora a trabajar duro…