La relación de la reina Letizia y la infanta Elena pende de un hilo. La hija mayor de los reyes eméritos ni olvida ni perdona el apoyo que su cuñada le prestó a Jaime de Marichalar en los momentos más duros de su ruptura. Desde entonces, no se dirigen la palabra. Tan solo en caso de nobleza obliga. Y si la situación podía ir a peor, ha sucedido. Choque de trenes entre Letizia y Elena. Te contamos lo sucedido en el último rifirrafe ocurrido en palacio.

El jaque al rey de don Felipe

Don Juan Carlos enfureció al ver que su hijo se había ido a Nueva York. Menudo órdago. La cosa se complicó cuando don Felipe no apareció el 12 de octubre en el Desfile de las Fuerzas Armadas. El rey supo entonces que había perdido la partida y que tenía que dar su brazo a torcer. Ni entonces ni ahora confiaba en que Letizia pudiera desempeñarse como princesa y mucho menos como reina. El príncipe olvidó el consejo que un día le dio su abuelo, don Juan de Borbón: “Una reina no puede tener pasado”.

Tras cumplir con las obligaciones oficiales, la familia se trasladó a Zarzuela para analizar la situación. Las infantas Elena y Cristina opinaban que su hermano tenía derecho a casarse con quien quisiera. Don Juan Carlos seguía pensando que con quien debiera. A doña Sofía tampoco le convencía la elección sentimental de su hijo. En ese punto era muy cercana a su marido. Sin embargo, no quedaba otra que dar el brazo a torcer, y así lo hicieron los reyes. Ninguno de los presentes en esa reunión en Zarzuela pensaban que la llegada de la periodista a la familia presentaría tantos problemas. ¿Qué motivo el distanciamiento entre doña Letizia y la infanta Elena? Sigue leyendo.