La relación de la reina Letizia y la infanta Elena pende de un hilo. La hija mayor de los reyes eméritos ni olvida ni perdona el apoyo que su cuñada le prestó a Jaime de Marichalar en los momentos más duros de su ruptura. Desde entonces, no se dirigen la palabra. Tan solo en caso de nobleza obliga. Y si la situación podía ir a peor, ha sucedido. Choque de trenes entre Letizia y Elena. Te contamos lo sucedido en el último rifirrafe ocurrido en palacio.

Y la infanta Elena apostó por el amor

La infanta Elena fue muy cómplice del noviazgo entre su hermano y Letizia Ortiz. Tanto ella como Cristina apoyaron a los tortolitos porque sabían que estaban profundamente enamorados. Fueron días de furia en los que don Felipe amenazó con renunciar como heredero por la periodista. En octubre de 2003, el entonces príncipe comunicó a su padre que su decisión de casarse con Letizia era firme.  Cuentan que la reunión entre don Juan Carlos y don Felipe acabó mal. El rey le dijo al príncipe que si seguía adelante con sus intenciones de boda con la periodista aquello significaría el fin de la monarquía.

Ante la negativa de don Juan Carlos, su hijo le dijo que la decisión estaba tomada, y que la aceptaba o que él seguía adelante con sus planes, con renuncia al trono incluida. Tras esto, don Felipe puso rumbo a Nueva York. Allí se encontraba la periodista por motivos de trabajo. Fueron unos días llenos de amor y pasión. ¿Y qué pasaba en Zarzuela en esos complicados momentos? Te lo contamos a continuación.