La posibilidad de que salga a la luz el polígrafo al que se sometió en 2005 Lydia Lozano por el caso Ylenia Carrisi ha puesto contra las cuerdas a la colaboradora.

El caso Ylenia trajo muchos quebraderos de cabeza a Lydia Lozano.

Completamente rota, Lydia amenazaba a la dirección de su programa con marcharse y no volver jamás a Sálvame si, finalmente, decidían dar luz verde a esta emisión.

Fue el pasado lunes cuando conocimos de la mano de Kiko Hernández que había grabado un polémico polígrafo de Lydia Lozano hablando de este caso tan traumático para ella.

A los llantos desconsolados de ella se ha sumado su petición a la cúpula del programa para que no saquen a la luz este documento gráfico: “Hay cosas que no compensan, que no tienen precio en esta vida”.

La mano derecha de Lydia Lozano

Lydia Lozano acusó a Antonio Montero de haberse lucrado con el caso Ylenia.

Aún así, Lydia tuvo que hacer frente a las críticas de sus compañeros, entre las que se encontraban las de Antonio Montero. De lo más indignada, Lozano decidía tirar de la manta y descubrir una realidad que había estado ocultando durante estos quince años.

“Tú me dijiste ‘¿Me das los datos y vamos a medias? ¡Falso! ¡Que eres un falso! Me ponías a parir, te dije que no pero tú creíste en mí“, le decía a su compañero asegurando que él también viajó a Santo Domingo: “Te lucraste y me voy a callar porque esto me lo he comido durante años”.

Una acusación que negó rápidamente Montero pero que volvió a ratificar Lydia, además le dedicó ese momento a su pareja: “Esto que acabo de hacer, te lo dedico a ti, Charly“.