No corren buenos tiempos para los españoles, y no iba a ser menos para Iñaki Urdangarín, que continúa aislado y confinado, pero en su caso en el interior de la prisión de Brieva (Ávila). El juez no se fía de él, y por eso ha tomado una drástica decisión. Un escándalo sin precedente que no pasará desapercibido en Zarzuela. Te contamos todos los detalles, a continuación.

Duro varapalo para el marido de la infanta Cristina

> Se podía esperar que cuando pasara la crisis del coronavirus, todo volvería a la normalidad e Iñaki recuperaría no solo su permiso de voluntariado, sino también el de los fines de semana. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Palma acaba de estimar el recurso presentado por la Fiscalía, que pedía la revocación del artículo 100.2 a Urdangarín, aprobado en su día por el juez Florencio Marcos. Así, el marido de doña Cristina de Borbón acaba de perder la posibilidad de abandonar la Cárcel de Brieva de viernes a domingo, aunque continuará prestando su labor en el Hogar Don Orione, tres días a la semana, como hasta antes del confinamiento.

Se trata, sin duda, de una pésima noticia, no solo para él, sino para la infanta y sus hijos, que esperaban ansiosos poder reunirse con Urdangarín dos fines de semana al mes. Recordemos que, mientras presta servicios de voluntariado, no puede ver o hablar con nadie de su familia, ni abandonar el recinto en ningún momento, por lo que las visitas a la prisión seguirán siendo su única toma de contacto con sus seres queridos. Por si esto fuese poco, en las últimas horas, el ex duque de Palma recibe duro varapalo que llega justo cuando roza la libertad con la yema de sus dedos. Si quieres saber más, dale a ‘siguiente’.

Siguiente: el escándalo de Urdangarín que llega hasta Zarzuela