A pesar de que está jugando todas las cartas para desviar la atención, no lo está consiguiendo. Cada acto que lleva a cabo Antonio Tejado en Gran Hermano VIP es objeto de despiadadas críticas. Y aunque él intenta ganarse al público a golpe de romances, la audiencia no es tonta. Se ha descubierto toda la verdad y no tiene escapatoria. No hay vuelta atrás para el ex de Rosario Mohedano.

 Una relación que le pasará factura

Antonio Tejado

> Su participación en el citado reality era una prueba de fuego para Antonio y su pareja, Candela Acevedo. Ambos estaban atravesando una fuerte crisis que ha culminado (como cabía esperar) en ruptura. Sus diferencias no hicieron más que agravarse y tomaron la determinación de zanjar su tóxico romance dentro de esta famosa casa de Guadalix de la Sierra. Pero, al contrario de lo que imaginábamos, con esta decisión no llegaba la paz. Al revés, estábamos ante el comienzo de una guerra sin cuartel.

Eso sí, no hay mal que por bien no venga. Gracias a sus discusiones veíamos los primeros resquicios de un comportamiento más que cuestionable por parte de Antonio. “Si no somos pareja, ¿por qué cuando te pido que ni me toques ni me des besos ni me cojas el culo, no paras de hacerlo?”, le reprochaba la andaluza. Cuando parecía que el culebrón había llegado a su fin con la expulsión de Candela, daba comienzo otra historia aún más suculenta. Y no nos referimos al tórrido amor (o montaje) de Tejado y María Jesús Ruiz. Hablamos de algo que ha ocurrido fuera y que ha pasado desapercibido…

Siguiente: Las mentiras de Antonio y su familia