Parece que la calma llega por fin a la vida de Antonio David Flores. Y es que después de haber sido cuestionado durante semanas, ahora el protagonismo mediático está centrado en la figura de María Teresa Campos y sus hijas, por lo que el colaborador disfruta de una “tranquilidad” mediática de lo más deseada. Así, justo cuando Rocío Flores acaba de cumplir 24 años – que su padre no pudo celebrar con ella al encontrarse trabajando en Sálvame – nos llegan imágenes del cumpleaños de Olga Moreno, que fue el pasado tres de octubre.

Lo destacable en sí es que Antonio David y Olga han pasado página y han superado completamente la crisis que vivieron después de salir a la luz varias supuestas deslealtades del colaborador y, tras varias semanas muy duras para toda la familia, la pareja reaparece más unida y enamorada que nunca.

Un cumpleaños especial para la sevillana, que el año pasado celebró este día sin la compañía de su marido, que estaba en la casa de Gran Hermano Vip. Por ello, y felices después de superar su bache matrimonial, salieron a comer con su hija Lola y con David, el hijo que el malagueño tuvo con Rocío Carrasco. La gran ausente en esta ocasión fue Rocío Flores, que se encontraba fuera de Málaga ese fin de semana.