El coronavirus ha llegado a Sálvame. El programa se ha visto obligada a cambiar algunas de sus informaciones para que así, los telespectadores se conciencien de que, las medidas interpuestas por el Gobierno son de obligado cumplimiento. Pero algo insólito ocurrió en la tarde de ayer: Antonio David Flores acudió al paltó sin saber que era lo que le esperaba.

Se descubren en Sálvame los vicios secretos de Antonio David Flores

> Antonio David Flores dio el pistoletazo de salida a su vida pública, de nuevo, cuando decidió participar en la séptima edición de GH VIP. Para que esto sucediera tuvieron que pasar más de cuatro años sin apenas aparecer en ningún plató de televisión, pero una vez decidió convivir entre las paredes de Guadalix de la Sierra, todo, incluida su hija, Rocío Flores, que siempre ha querido mantenerse en el anonimato, se ha hecho público.

Ha sido tal su boom mediático que ahora se ha convertido en uno de los colaboradores de Sálvame por excelencia. Algo positivo teniendo en cuenta que el ex guardia civil no tenía trabajo. Pero, como todo en la vida, las cosas positivas también llevan consigo cosas negativas y, en su caso, los trapos sucios y sus vicios más ocultos no han tardado en salir a la luz. El último en desenmascarar al ex guardia civil ha sido José María Franco, el ex chófer de Rocío Carrasco y el extopo de Lydia Lozano.

Siguiente: Antonio David Flores al descubierto