Anna Ferrer

En el peor momento de su vida tras perder a su marido Antonio Vidal debido a una larga enfermedad, Paz Padilla está retomando su vida con una sonrisa y es que la positividad y la fortaleza de la presentadora han demostrado que pueden vencer a la tristeza de perder al amor de tu vida.

Disfrutando al máximo de los pilares fundamentales en su vida, Paz estuvo muy bien acompañada por su hija Anna Ferrer y su novio Iván y es que el joven ya es uno más en el círculo más cercano de su pareja. Felices y muy cariñosos, ambos compartieron muestras de complicidad durante la comida y es que Anna no dudó en abrazar y besar a su chico ante los ojos de su madre.

Convertida en el mejor apoyo para su madre desde el fallecimiento de Antonio, Anna intenta pasar el mayor tiempo posible junto a su madre y es que ambas comparten una relación de lo más especial de la que presumen siempre que pueden. Como no podía ser de otra forma, a la cita familiar también acudió otro de los amigos más ‘fieles’ de Paz y es que su perrita, Martina, les acompañó durante toda la jornada.

Con un look muy apropiado para la ocasión con camisa blanca y gabardina marrón, Paz mostró su lado más cariñoso y maternal con una niña de su familia y es que la pequeña forma parte del círculo más cercano a la actriz.