El humorista Ángel Garó ha jugado de una forma un tanto sucia, al intentar vender en Sálvame una noticia que ha resultado ser mentira. ¡No te lo puedes perder!

Para su desgracia, la jugada no ha salido nada bien.

El intento de estafa de Ángel Garó comenzaba cuando realizó una llamada en directo al programa Sálvame. El actor, de manera muy alterada, afirmaba que tenía una noticia bomba sobre uno de los concursantes de GH VIP 7 que podría tener un gran impacto. Sin embargo, la dirección del programa no le permitió intervenir en ese momento debido a su nerviosismo. Era tal su estado de alteración, que el humorista se puso en contacto con la colaboradora Lydia Lozano. ”Ángel, no estás bien”, eran las palabras de la periodista ante la actitud inexplicable que estaba teniendo el exconcursante de GH VIP 2018, que se negaba a revelar su información si no se emitía en directo.

El programa, que en un principio no desveló de quien se trataba, anunció que podrían tener una noticia bomba sobre uno de los concursantes que se encuentran, en este momento, en la casa de Guadalix. A pesar de que no reveló dicha noticia a través de la llamada telefónica, el cómico finalmente consiguió que le invitaran al programa del pasado lunes. Sin embargo, ninguno de los colaboradores se imaginaba que la noticia, que tanta expectación produjo los días anteriores, pudiese ser precisamente esa.

Un terrible engaño

El malagueño ha provocado el enfado de los colabores de Sálvame.

“Lo que quería deciros es que debuto en el auditorio García Lorca de Granada el 21 de diciembre”, es lo que finalmente anunció Ángel Garó. Definitivamente, si su propósito era dejar tanto a los colaboradores como a la dirección del programa con la boca abierta, lo consiguió. ”Me lo inventé de repente. Pensé que no interesaría lo del teatro y dije lo de Gran Hermano”, proseguía. Se trataba, nada más y nada menos, que de un simple engaño, para publicitarse a sí mismo. Por su parte, los presentes en el plató no daban crédito a semejante estafa.

No obstante, el programa también quiso sumarse al juego sucio de Ángel, por lo que decidieron gastarle una broma, que no le sentó nada bien. Así pues, Sálvame conectó en directo con José Antonio León, un periodista que se encontraba en Málaga, que aseguró haber visto al cómico malagueño hablando solo por la calle, y comportándose de manera extraña. Lo que no sabía Ángel Garó, que quedó atónito a causa de esta información, es que la dirección del programa le estaba dando una cucharada de su propia medicina.