Uno de los mayores sueños que tienen todas las parejas que están enamorados, es casarse. Una boda por todo lo alto y darse el ‘Sí, quiero’ en el altar frente a la persona con la que decides compartir el resto de tu vida. Las sobrina de Isabel Pantoja anunciaba hace unos meses que este año sería el mejor de su vida porque proclamaría su amor a los cuatro vientos en un iglesia frente al ‘negro’, su pareja.

Todo hubiese sido posible si no hubiera habido esta crisis sanitaria que no ha hecho otra cosa que cambiarnos los planes a todos los que teníamos organizado el año. Anabel Pantoja se hubiese casado ayer viernes por todo lo alto con su chico y hubiese sido una de las bodas del año, pero no ha podido ser.

El sueño truncado de Anabel Pantoja tendrá que esperar al año que viene. Y lo cierto es que para ella no es un problema, aunque le cause disgusto, la sobrina de Isabel Pantoja ya ha pasado la mayor prueba de amor, tres meses de encierro con su novio.

Tendremos que esperar al año que viene para ver a Anabel Pantoja vestida de blanco frente al altar y a todos sus familiares y seres queridos observando como su sueño se cumple. Por supuesto, una de las visitas que más interés causará será la de su tía, Isabel Pantoja acudiendo a ver como su niña del alma proclama su amor delante de todo el mundo.