Contra todo pronóstico, Anabel Pantoja se convertía en la primera expulsada de la edición actual de Gran Hermano VIP. Con más de un 59% de los votos, la sobrina de Isabel Pantoja abandonaba la casa de Guadalix de la Sierra, dejando a parte de sus compañeros completamente hundidos.

No ha podido ser. Ni siquiera la intervención forzosa de Isabel Pantoja conseguía que Anabel Pantoja no se convirtiera en la primera expulsada de la nueva edición de Gran Hermano Vip. La tonadillera, que intervenía telefónicamente para apoyar a su sobrina, se deshacía en halagos para con ella: “Para mí eres como mi hija mayor. Te quiero, eres una Pantoja con todas las letras. Quieres a tu madre, a tu padre, a tu abuela, a tu familia, a tus primos. Quieres a todo el mundo. Estoy súper orgullosa de ti porque eres una buena niña que siempre está ahí, nunca ha fallado”, decía. Para muchos las palabras de Isabel suponían un guantazo sin mano a su hija que, en ese preciso instante, estaba presentado su primer single en una sala de Madrid con su destacada ausencia.

El adiós de Anabel Pantoja han herido a gran parte de los concursantes. Especialmente afectada estaba Mila Ximénez, con la que Anabel comparte plató casi todas las tardes en Sálvame. Muy enfadada y visiblemente emocionada, la periodista defendía a su compañera: “Es tan injusto porque lo ha dado todo. Ha sido una magnífica concursante que ha cantado, que ha bailado. Le hacía muchísima ilusión quedarse y me he dado cuenta de que no entiendo nada este concurso”.

Muy triste también se mostraba Joao que, sin reprimir las lágrimas, ensalzaba la humanidad de Anabel y reconocía lo injusto de su expulsión: “Me da mucha pena porque ella tenía mucha ilusión por estar aquí y ella quería reconocimiento para otra gente que no fuera solo para ella”.