Amor Romeira acaba de llevarse uno de los sustos de su vida, al verse en mitad de un incendio en el hotel en el que se encontraba este fin de semana en Las Palmas de Gran Canaria, hasta donde se desplazó para asistir a un bolo en una discoteca en el que asistía para promocionar su nuevo single, Ubikaina

La exconcursante de Gran Hermano 9 ha mostrado a través de distintas stories en su perfil de Instagram, cómo fue ese momento en el que empezó a sonar la alarma de incendios en el hotel en el que estaba hospedada. Concretamente, el Hotel Gran Canaria Princess. Según relata la propia Amor, comenzó a oler a “cable quemado” y, a los pocos minutos, sonaba la alarma, lo que provocó que entrara en pánico, ya que no sabía si salir de la habitación o quedarse allí esperando a los bomberos.

Finalmente decidió salir, corriendo el riesgo de encontrarse con el foco del incendio de camino a la salida del hotel. Todo quedó en nada, aunque las imágenes ofrecidas por Amor son cuando menos angustiosas, tal y como refleja su rostro descompuesto.

Según se recoge en la prensa local, el incendio se produjo en una de las habitaciones, en la 316, provocado por un electrodoméstico. El fuego fue apagado en un primer momento por los propios trabajadores del hotel, pero hasta allí se desplazaron los bomberos de San Bartolomé de Tirajana, la Policía Local de Maspalomas y la Polocía Nacional.

Seis personas tuvieron que ser trasladadas al Hospital San Roque de Maspalomas por la inhalación de humo, y todas ellas se encuentran fuera de peligro y pronto fueron dadas de alta. Amor, una vez recuperada del shock, puso rumbo al aeropuerto para tomar el avión que le ha traído, sana y salva, a Madrid.