El pasado domingo se celebró en Madrid la primera edición del festival familiar #RealFamilyFest. Se trata del mayor festival familiar de Europa con un fin solidario, en concreto a favor de los programas sociodeportivos que la fundación Real Madrid desarrolla en centros de menores. 

Un festival que reunió a más de 35.000 personas y que supuso toda una revolución en los planes con niños al ser el primer festival que se ha realizado en España para familias. Más de doce horas de música en directo y actividades para todas las edades que hicieron las delicias de los allí presentes. Las actuaciones -presentadas por Jota Abril y Tony Aguilar– de PicaPica o Cantajuegos fueron, tal vez, las más aplaudidas. Sin embargo, el que más deslumbró y alcanzó una mayor congregación de público fue el inconmensurable Álvaro Soler.

El catalán, con un equipo internacional sobre el escenario, interpretó los temas más conocidos de su discografía, provocando una auténtica locura entre los allí presentes. No solo cantó sus hits BajoElMismoSol, Sofía o MiCintura con una absoluta y admirable profesionalidad, sino que también bailó con una soltura y naturalidad que le hacen único. No decepcionó en su puesta en escena y demostró que popularidad, éxito y constancia siempre están unidos.

La cantante Rosario Flores, muy emocionada con un homenaje a su madre, los inmortales Ketama, o Marta Sánchez y Carlos Baute fueron otros de los cantantes que hicieron vibrar a los asistentes a uno de los festivales que prometen convertirse en una de las citas obligadas cada año en Madrid. La antesala perfecta al festival MadCool que abrirá sus puertas el próximo miércoles con Rosalía.