Álex Lequio

En marzo de 2018, al hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio le diagnosticaron un tumor. A raíz de ello, la vida de Álex Lequio dio un giro de 180 grados. Él y sus padres se trasladaron a Nueva York para que el joven recibiera tratamiento en un hospital estadounidense especializado en oncología. Un cambio radical en la vida de Álex que hizo que el joven tuviera que dejar aparcados muchos de sus proyectos y los cuales ha empezado a retomar poco a poco.

Un año de superación

Álex Lequio

> Álex Lequio ha demostrado con creces ser todo un luchador. Tras ser diagnosticado de cáncer, el hijo de Ana Obregón se propuso ganarle la batalla a la enfermedad y, un año después, por fin se encuentra en la última fase de su tratamiento. Tras seis meses en Estados Unidos, el joven regresó a España el pasado mes de septiembre, donde ha continuado con sus revisiones médicas.

Poco a poco, Álex ha ido también recuperando su rutina y sus compromisos profesionales. En los últimos meses, su agenda laboral ha estado repleta de nuevos proyectos con su empresa Polar Marketing. Y es que a pesar de que Álex ha estado muchos meses inmerso en el tratamiento contra el cáncer, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha continuado trabajando en su negocio. Sin embargo, además de su empresa, el joven ha decidido retomar ahora otro proyecto muy importante y el cual había dejado aparcado.

Siguiente: El proyecto literario de Álex Lequio