Hubo un tiempo en que lo friki enganchó en televisión. Era la época de Nuria Bermúdez y sus seis polvos con Antonio David. Del coche estrellado en la Cibeles en cuyo interior iba Loly Álvarez. Las crónicas hablaban de los macarrones que Toni Genil cocinó para Michael Jackson. Leonardo Dantes perseguía a Tamara y le cantaba canciones a Javier Sardá en Crónicas Marcianas. Rocío Carrasco hacía exclusivas y aparecía del brazo del padre de sus hijos. José María Franco se constituyó en azote de Ortegas y Mohedanos. ¿Qué fue de estos famosos que regalaron momentos inolvidables para la crónica rosa? Te lo contamos, y también te desvelamos que ha sido de otras celebrities más recientes que han hecho mutis por el foro. Sigue leyendo porque no tiene desperdicio.

yurena









Alberto Isla y Techi

Alberto Isla entró por la puerta grande en la crónica social cuando se supo que era el padre del hijo que esperaba Isa Pantoja. La noticia fue mal recibida en Cantora, que acabó convirtiéndose en una cárcel para la hija de la tonadillera de la que se liberó al cumplir los 18. Entonces se fue a vivir con Alberto. Nació su hijo y parecían felices. Sin embargo, pronto empezaron a aparecer otras mujeres que aseguraban haber mantenido intimidad con Isla. Isa le dio un voto de confianza y continuaron la convivencia hasta que un hecho concreto desencadenó la ruptura.

Ya lejos de Isa, Alberto conoció a Techi y empezaron una relación. Fue ella quien le aconsejó que acudiera a televisión para ganar dinero a cambio de ofrecer su testimonio. Con Techi rompió y aparecieron otras mujeres en escena que le calificaron de celoso y controlador. Intentando dar un giro a su vida, Isla ha desaparecido de las redes sociales. Cambia habitualmente de número de teléfono y se ha alejado totalmente de los medios. A sus veintipocos años, tiene dos hijos y muchos kilómetros de experiencia vital a sus espaldas. Con Isa mantiene un pacto de no agresión. Decidieron llevarse bien por el pequeño Alberto y lo han conseguido. Él no puso pegas cuando ella se mudó una temporada a Londres. En la vida de Alberto Isla hay un antes y un después. La muerte de su padre le marcó a fuego y a veces le resulta complicado vivir con eso a cuestas.