En Casa Real no paran de trazar planes para mejorar la imagen de algunos miembros de la familia real. Si en verano se puso en marcha la Operación Salvar a Felipe, dirigida a evitar que el rey coincidiera con su padre en público, ahora le toca el turno a la reina. Y es que doña Letizia no consigue conectar con una parte de la sociedad. Suscita muchas críticas y eso no es bueno para una institución que vive sus horas más bajas desde que fuera reinstaurada en la Transición. Te contamos en qué consiste la Operación Letizia.

¿La reina favorece reportajes?

Ya hace catorce años que don Felipe y doña Letizia se casaron en una de las bodas reales menos glamurosas que se recuerdan. El tiempo ha jugado en contra de la reina, que se percibe como adicta a la moda y a la belleza, con mal carácter y como la persona que ha roto las buenas relaciones que el rey mantenía con su familia. La situación es tan preocupante que en Zarzuela han lanzado la Operación Letizia. La misma está destinada a mejorar la imagen de la reina en un intento por conseguir acercarla al pueblo. Los funcionarios de palacio abogan por potenciar la naturalidad, la sonrisa y  la empatía para que se rompan las reticencias hacia doña Letizia.

Esta semana, ¡Hola! lleva en su edición unas imágenes donde se ve a doña Letizia yendo de rebajas con su estilista. Sorprende que no se esconda tras las gafas, como ha hecho en otras ocasiones en que ha ido de compras. Luce un maquillaje nude y algunas canas en el pelo. Sin duda, una imagen de lo más normal que da que pensar. Ya advirtió su primo, David Rocasolano, que la reina era aficionada a ceder ciertas imágenes a la publicación de los Junco. Tal como ha sido captada, no es exagerado pensar que todo haya sido preparado y ejecutado con el consentimiento de doña Letizia y los funcionarios de palacio. En otra ocasión, también fue de rebajas pero pertrechada bajo unas gafas de sol y una bufanda que cubrían gran parte de su rostro.