Forman una de las parejas peor avenidas de las monarquías europeas, y, sin embargo, llevan cincuenta y seis años juntos. Ella se casó, según sus biógrafos, muy enamorada. Lo más bonito que ha dicho don Juan Carlos de doña Sofía fue que era una gran profesional. Se lo contó a su biógrafo. Un halago que tal vez escondía una pequeña o gran humillación para su esposa. Si algún día la quiso de verdad solo lo sabe él. Pero le ha hecho pasar a su esposa las de Caín. Te contamos las tremendas humillaciones que ha sufrido la reina emérita. Son muchas.

Los tremendos desplantes en público, con manotazos incluidos…

El rey Juan Carlos, cuando aún era Jefe del Estado maltrató en público en su mujer en  dos ocasiones. El 18 de agosto de 2011 ambos fueron a recibir al Aeropuerto Madrid Barajas a Benedicto XVI. Don Juan Carlos tuvo un gesto feísimo con la Reina, ordenándola cambiar de posición con muy malos modos. Un incidente, aún más grave ocurrió con motivo a la ofrenda al apóstol Santiago en la Catedral de Santiago de Compostela. Al subir las escaleras el Rey se sintió desequilibrado por el brazo de doña Sofía, quien pretendía ayudarle, y lanzó manotazos. La imagen provocó vergüenza ajena y sonrojo entre los millones de españoles que la contemplaron, aunque apenas se habló del tema. Pocos fueron los que salieron en defensa de la reina. Doña Sofía también ha sido humillada ante la propia familia de su marido. A continuación, te contamos otro hecho terrible.