Algunos usuarios han cargado contra el cantante en las redes sociales después de que publicara un enigmático mensaje con el parecía mostrarse muy próximo a la formación de Santiago Abascal. Sigue leyendo para descubrir los detalles del último lío en el que se ha metido Alejandro Sanz.

Alejandro Sanz
Alejandro Sanz se ha mojado en cuanto a su ideología política, pero le ha salido el tiro por la culata.

Nuestro país atraviesa por una situación bastante convulsa en lo que a política se refiere. Avocados, una vez más, a otras elecciones en noviembre y con la problemática independentista en Cataluña, todo el mundo quiere opinar acerca de los desafíos que la próxima legislatura deberá afrontar. Algunos rostros conocidos, conocedores de que unas solas palabras son suficientes para echarse encima a las redes sociales, han preferido mantener silencio respecto a este tema. No es el caso de Alejandro Sanz. El cantante no solo se ha mojado, sino que se ha tirado de lleno a la piscina.

El artista madrileño se ha cansado de todos los que se atreven a relacionarlo con una ideología política. Así, Alejandro ha querido dejar clara su posición a través de un tuit que, lejos de calmar las aguas, ha sembrado más dudas todavía: “Tanto carajote poniéndome etiquetas. De fascista, de comunista, de rojo y de azul. Yo soy más verde que las lechugas. Pónganse a trabajar, mamarrachitos, y si no aportan al menos no jodan. Qué coñazo”. Teniendo en cuenta que VOX es el único partido del Congreso, junto a los nacionalistas vascos, representado por el color verde, muchos se han aventurado a vincular al cantante con la formación de Santiago Abascal.

Alejandro se arrepiente

Conocedor del berenjenal en el que se ha metido, Sanz no ha tardado en arrepentirse y se ha apresurado a borrar el incendiario tuit. Por desgracia, no ha podido evitar que algunos hayan capturado la publicación antes de eliminarla, por lo que sus palabras quedarán para la posteridad a pesar de sus esfuerzos por alejarlas de nuestra memoria. No es la primera vez que Alejandro muestra su poca destreza a la hora de llevar sus redes sociales.

El año pasado, sorprendió a todos sus seguidores tras anunciar que daría de baja su cuenta de Twitter, pero más tarde volvió a borrar la publicación. Antes de la era de Internet, se decía que no hay que tomar ninguna decisión ‘en caliente’. Ahora, en pleno siglo XXI, la expresión debería actualizarse a ‘no hay que tuitear nada en caliente’, y Alejandro Sanz tendría que ser el primero en aplicársela.