Alejandra Rubio

Desde que se reveló el rostro de Alejandra Rubio hace apenas dos semanas, con su mayoría de edad, queda latente el hecho de que la joven está dando mucho de lo que hablar. Siendo ella uno de los principales focos de conversación en las tertulias, en especial en el famoso espacio ‘Sálvame’ donde colabora su madre Terelu Campos.

Pero esta no es la primera vez que se da este fenómeno, ya hubo otro antecedente. La hija de Belén Esteban, Andrea Janeiro, saltaba también tras su mayoría de edad a los diferentes medios de comunicación. Sin embargo, esto no es lo único que tienen en común, igual que mantienen algunas diferencias.

Alejandra Rubio, Andrea Janeiro y su alocada fiesta de cumpleaños

Alejandra Rubio

Terelu Campos confirmaba la noticia de que se iba a celebrar una fiesta de cumpleaños con motivo de sus 18 años, en la cual iban a acudir muchos famosos, una lista de invitados VIP. La cual ha sido revelada por la discoteca, lo que ha supuesto una verdadera sorpresa para Terelu Campos, quién afirmaba que esa lista no es la definitiva, que hay muchas idas y venidas, lo que provoca que esta lista no se encuentre cerrada.

Esta celebración, como ya anunciábamos previamente, no fue ideada por Terelu Campos sino que fue Belén Esteban quién tuvo la idea con el cumpleaños de Andreita, celebrado hace apenas un año. Un fiestón en la discoteca favorita de Andrea Janeiro, ‘Kapital’, que conllevó a que esa idea se tuviera en cuenta en cumpleaños posteriores.

Alejandra Rubio busca ser una influencer

En apenas siete días el Instagram de la joven Alejandra Rubio, abierto al público, ha crecido de manera exponencial tanto en seguidores como en calidad de fotografías, aumentado así de paso su popularidad. Su gusto por la moda, afición que comparte con Andrea Janeiro, es visible en sus publicaciones.

La pasión por la moda que tiene Alejandra Rubio es tal que incluso quiere enfocar su vida a ella, estudiando Diseño, y quién sabe si a lo mejor en un futuro será la nueva diseñadora de moda. Labor que parece no interesar a Andrea Janeiro, quién ha decidido estudiar comunicación en Reino Unido. Alejándose así de España y de la exposición mediática a la que estaba sometida. Una lejanía por voluntad que la diferencia de Alejandra Rubio, quién más que nunca está utilizando su reciente fama.

De lo que no hay duda es que pese a sus diferencias y similitudes, Alejandra y Andrea, tienen dos formas de ver la vida muy diferente. Una empieza a aprovecharse de la fama de su familia mientras que la segunda parece querer construir una vida por si misma, alejada de todos estos focos mediáticos.