Alba Díaz está muy unida a su padre, Manuel Díaz “El cordobés” y a la mujer de éste, Virginia Troconis. Tanto, que antes de que se decretase el estado de alarma puso rumbo a Sevilla para pasar el confinamiento con ellos y con sus hermanos Manu y Triana. Después de más de dos meses en la finca sevillana del diestro, tocaba volver al trabajo y Alba se despedía de su familia paterna para regresar a Madrid y reencontrarse por fin con su madre, Vicky Martín Berrocal.

Ahora, con la llegada del verano y la normalidad casi recuperada por completo tras haber “superado” la crisis sanitaria, Manuel y Virginia han viajado hasta la capital por motivos de trabajo y, como no, visitar a Alba, a la que ambos están muy unidos. Hemos podido ver a la hija de Vicky disfrutando de una tranquila cena con su padre y la venezolana en una céntrica terraza madrileña. Después de compartir una copa de vino, confidencias y una charla tranquila, la feliz familia abandonaba el restaurante sonrientes pero parcos en palabras.

“El cordobés”, que siempre se muestra amable y elocuente con las cámaras, apenas contestó a ninguna de nuestras preguntas en esta ocasión. Así, prefirió no contarnos qué hacían por Madrid, cómo había sido el reencuentro con su hija y qué tal habían pasado el confinamiento.

Alba, de lo más seria y con el pelo recogido, evitó confirmar su ruptura definitiva con Javier Calle tras la segunda oportunidad que dieron a su relación. Muda en esta ocasión, tampoco nos contó como se encuentra la relación con el joven empresario que durante cerca de un año ha ocupado su corazón.