Aitana Ocaña acaba de sorprender a sus seguidores con un impactante y original cambio de look que a nadie ha dejado indiferente. Y es que la cantante, que se encuentra en pleno rodaje de su último videoclip, ha cambiado su melena color castaño por un tono mitad negro mitad platino que, pese a lo complicado que resulta, no le queda nada mal.

Pese a que muchos opinan que no le favorece y que incluso ha mutado en Cruella de Vil – la inolvidable villana de “Los 101 dálmatas” – Miguel Bernardeau no ha tardado en comentar la publicación de Aitana dando su veredicto. Un simple “preciosa” que evidencia que el protagonista de “Élite” está encantado con este nuevo look de cabello bicolor de la triunfita.

Es indudable que Aitana, con su rostro angelical, está guapa con cualquier cosa. Incluso con el pelo mitad negro mitad platino, que ni Mónica Naranjo en sus mejores épocas. Si es que la que es guapa es guapa.