Si pensáis que Adara Molinero ha vivido de todo en televisión, estáis muy equivocados. La ganadora de la séptima edición de GH VIP está a punto de enfrentarse a su peor momento, y todo por culpa de Helena, su madre, y Hugo Sierra. Vienen momentos muy fuertes para la ex azafata de vuelos.

Vuelve el sufrimiento para Adara Molinero

> Gran Hermano le ha devuelto la vida mediática a Adara Molinero. Se convirtió en un personaje público cuando decidió entrar en una de las últimas ediciones de anónimos del reality más visto de Telecinco. Su expulsión no fue aceptada para la mayoría de la audiencia que, años después, le ha devuelto la alegría haciéndole ganadora de la séptima edición de la versión VIP. La relación amorosa que vivió en las paredes de Guadalix de la Sierra tuvo a miles de telespectadores enganchados las 24 horas del día a la televisión.

Su indecisión a la hora de decantarse entre Gianmarco y Hugo Sierra se alargó durante los tres meses de concurso. Ella sufrió mucho y su sinceridad a la hora de expresarse la hizo ganadora. Una vez fuera, los rumores, la crisis con el italiano y las discusiones con el padre de su hijo han marcado la actualidad mediática de Adara. Un sufrimiento que parece haberse solucionado en El tiempo del descuento, donde ha dejado las cosas claras con el italiano. Ahora que todo está en orden en la vida amorosa de la ex azafata de vuelos, su madre, Helena, y su expareja y padre de su primer y único bebé, Hugo Sierra, le han vuelto a poner las cosas muy difíciles.

Siguiente: Adara Molinero se enfrenta al peor momento mediático