La joven madrileña mueve masas. Miles de personas se ponen de acuerdo, semana tras semana, para salvarla de la expulsión de Gran Hermano VIP 7. Adara Molinero se ha convertido en un personaje televisivo capaz de despertar el interés de los espectadores, pero su éxito tiene fecha de caducidad. A la otrora azafata de vuelo le espera un estrepitoso fracaso tras regresar de Guadalix de la Sierra. Sigue leyendo para descubrir todos los detalles.

El fenómeno ‘Adara’

> La joven cuenta con un tremendo ejército de fans desde que se dio a conocer al gran público en Gran Hermano 17. Después de permanecer alejada de la televisión durante una temporada, Adara regresó a la pequeña pantalla de la mano de la edición VIP del reality show más famoso de Telecinco. De nuevo en Guadalix de la Sierra, la madrileña volvió a encandilar a la audiencia y se ha convertido en una de las concursantes que mayor relevancia ha alcanzado en el programa. El triángulo amoroso que, sin quererlo, ha formado con Gianmarco Onestini y Hugo Sierra tiene en vilo a la mitad del país, y sus seguidores se organizan cada semana para salvarla de la expulsión y convertirla en finalista. Su éxito es innegable, pero tiene fecha de caducidad. Una realidad muy distinta la espera fuera de la casa más vigilada de España. El fracaso acecha de cerca… ¿Quieres saber por qué Adara tiene los días contados en la ‘caja tonta’? Sigue leyendo, te lo contamos en la página siguiente.

Siguiente: El fracaso de Adara