Antonio David Flores es protagonista de la actualidad mediática. Su polémica separación de Rocío Carrasco acapara horas y horas en la prensa del corazón. Todo esto tiene en vilo a Rocío Flores, responsable de su defensa en GHVIP. Un asunto que ha despertado el mito de las dos Españas. Pues, bien, mientras Antonio David está encerrado en la casa se ha destapado una dolorosa verdad para él. Le acusan de ser el responsable de haberle destrozado la vida a Ortega Cano. Te contamos todos los detalles de este escándalo a continuación. Sigue leyendo.

Los dardos envenenados de Rocío

> No es ningún secreto que la relación materno-filial entre Rociíto y Rocío está muerta y enterrada. La joven se marchó a vivir con Antonio David tras una fuerte discusión con su madre, durante la que incluso llegaron a las manos, según recogen los rumores. Desde entonces, a la primogénita de Rocío Jurado le llueven los palos procedentes de su propia hija, que no le ha perdonado el infierno que hizo vivir a su padre por el juicio. Así lo ha demostrado durante el estreno de la nueva edición de Gran Hermano VIP. Si bien Rocío Flores prefirió no atacar directamente a su progenitora, sí que le lanzó unos cuantos dardos envenenados, muy sutiles, pero igual de hirientes.

A la joven le permitieron hablar con su padre desde plató para comunicarle que sería su defensora. Las emociones estuvieron a flor de piel durante la conversación y Rocío Flores no disimuló por cuál de sus padres siente predilección. “Llevas toda la vida dando la vida por tus hijos y te lo debía. Creo que me lo vas a poner muy fácil. Te quiero con locura”, sentenció la nieta de Rocío Jurado. Bajo su punto de vista, su madre no ha ejercido bien su rol y no ha estado a la altura de la situación. De ahí que tanto ella como su hermano, David, hayan buscado refugio en casa de su padre. Carrasco debe estar destrozada tras escuchar estas duras palabras.