La Reina Letizia prosigue con su apretada agenda y, esta mañana ha presidido una reunión del Patronato de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción. Completamente volcada en las causas sociales, la monarca ha llegado al acto puntual y protegiéndose de la persistente lluvia que ha caído a lo largo de todo el día en la capital bajo un enorme paraguas negro.

En consonancia con sus elecciones estilísticas del otoño, la Reina se ha guiado por las dos premisas que dirigen sus apariciones públicas desde que dio por finalizado el verano, la austeridad y la sobriedad. Y, quizás intentando mimetizarse con el tiempo que anuncia la inminente llegada del invierno – puesto que, además de la lluvia, han bajado considerablemente la temperatura – Doña Letizia ha lucido el que quizás sea su look más “gris” de las últimas semanas.

La monarca ha reciclado una prenda que ya le hemos visto en más ocasiones. Un elegante y sobrio pantalón sastre de cuadros gris – que lució, por ejemplo, en un acto de la Asociación Española contra el Cáncer en julio de 2019 – combinado con un discreto jersey negro y un invernal abrigo del mismo tono. Como complementos, unos informales botines planos de cordones, también negros, al igual que una cartera de mano de piel. A juego con su paraguas y, como decíamos, con el día gris que hace en Madrid.

Correcta y muy sobria, La Reina Letizia ha llevado hoy, al extremo, el estilo working girl que defiende como nadie, apostando tanto por la comodidad como por la seriedad en este acto de claro corte profesional con el que concluye su agenda prevista para esta primera semana de noviembre. Y a ti, ¿te parece un acierto o un fallo?