Tanto Albert Rivera como Malú están sobrepasados por la vorágine mediática en que se ven inmersos sin ellos quererlo. A la cabeza de la información que asegura que un día son pareja, y al siguiente montaje, está María Patiño y el programa que presenta, Socialité. ¿Qué intereses tienen en confirmar una noticia para luego retorcerla hasta límites insospechados? Lo analizamos a continuación.

Una relación para tapar otra relación

> El supuesto noviazgo entre Albert Rivera y Malú entró en la fase de culebrón cuando María Patiño aseguró: “Me ha llegado una información de determinados círculos periodísticos en la que se plantea que detrás de esta relación sin confirmar se está tapando una relación que afecta a uno de los dos”. La periodista zanjó el asunto añadiendo que los próximos días serían claves para la pareja. Según procedieran, podría interpretarse si lo suyo era amor o tapadera.

Y para rematar, Patiño afirmó en Socialité que el político y la cantante harían su primera aparición pública tras las elecciones generales. Todo este baile de supuestas informaciones ha mareado tanto al personal que las redes han estallado contra la periodista y su programa de televisión. La mayoría concluyen en que agradecerían que acabaran las especulaciones.

Siguiente: La reacción de Albert y Malú