blanca suarez

Blanca Suárez es una de esas mujeres espectaculares, se ponga lo que se ponga. Sin embargo estamos acostumbrados a verla absolutamente impecable y derrochando glamour, sea en la alfombra roja, en sus colaboraciones publicitarias o dando vida a personajes como el de Lidia Aguilar en Las Chicas del Cable. Peinados perfectos, maquillajes sofisticados y atuendos diseñados a medida sobre su esbelta figura; esa es la imagen con la que la actriz nos suele dejar sin respiración en sus apariciones públicas. Pero en su día a día Blanca elige la comodidad y la ropa informal, dando prioridad a lo funcional y a la naturalidad por encima de la presencia estética. Su outfit básico cuando está fuera de un rodaje, son los pantalones sueltos, las sudaderas, las deportivas y un moño desenfadado, y así es como se la suele ver cuando sale a hacer algún recado o a pasear con su perro ‘Pistacho’. Este fin de semana las cámaras la han vuelto a captar mientras se dirigía a pasar un día desenfadado en un parque de Madrid junto a un grupo de amigos. 

Recordemos que la capital está en estado de alarma y cualquier actividad de ocio se debe realizar dentro de su perímetro y manteniendo todas las normas de seguridad, algo que Blanca (bien por ella) siguió a rajatabla. La joven llevó puesta en todo momento su mascarilla FFP2 y se cuidó de mantener la distancia de seguridad, saludando a sus amigos con un breve choque de manos, nada de besos y abrazos. No podemos ignorar que Blanca, por su profesión, está sometida a constantes interacciones sociales con sus compañeros de trabajo, así que actrices y actores deben seguir los protocolos de previsión de contagios de manera muy estricta para no contagiarse entre ellos durante los rodajes. El próximo 6 de noviembre se estrenará el largometraje El verano que vivimos, donde conoció a su actual pareja Javier Rey, y actualmente podemos verla en la serie Jaguar, de Netflix. 

Pero volviendo a look elegido por Blanca para su picnic con amigos, lo más llamativo ha sido la divertida combinación de prendas, destacando sus calcetines con dibujos de hamburguesas y la funda de su móvil en forma de dinosaurio. Además llevaba una mochila llamativa de color amarillo y una sudadera de la marca Thinkin Mu, con un enorme dibujo de un beso en la parte frontal. Parece que Blanca, en sus días libres deja salir a la niña que lleva dentro.