La frase lapidaria de Susanna Griso al hablar de la gran estrella televisiva de la competencia

Susanna Griso
Susanna Griso

El comentario hiriente de Susanna Griso

Susanna Griso ha protagonizado un momento incómodo al meterse con una de las grandes estrellas de Telecinco pronunciando una frase hiriente contra ella: «No sé qué oficio ni beneficio tiene, más allá de las revistas», dijo. La presentadora de Antena 3 no ha dudado en criticar así a Anabel Pantoja generando una repercusión inmanejable en los medios y las redes sociales.

La frase lapidaria surgió a propósito del especial que le han realizado a la sobrina de la tonadillera en la revista ‘Lecturas’: un reportaje exclusivo para hablar sobre su embarazo y mostrar imágenes de su casa y su recién estrenada maternidad. Griso no entiende la razón por la cual ha necesitado de esta exclusiva.

Susanna Griso se hace la desinformada

Susanna Griso ha tratado el tema de una forma muy curiosa, pese a que es de dominio público la forma en la que Anabel Pantoja ha conseguido armar su negocio: aprovechándose de la fama de su tía, de las redes sociales y de la posibilidad de convertirse en colaboradora de televisión en ‘TardeAr’ y ahora, haciendo de la llegada del bebé una nueva forma de explotación económica, la presentadora se hace la distraída.

Susanna Griso se muestra como si estuviera a otro nivel, como si desconociera los datos específicos de la vida de la sobrina de Isabel Pantoja. Y respecto a esta exclusiva ha soltado un comentario hiriente que sorprende en ella, que suele ser bastante medida en su lenguaje. Ha dicho que no entiende el beneficio de todo esto.

Anabel Pantoja contra las cuerdas

El tema del embarazo de Anabel Pantoja y de haberle ofrecido la exclusiva a ‘Lecturas’ ha levantado muchas críticas. Ha intentado mantenerlo en secreto para que no le arruinaran la exclusiva, que es la posibilidad de ganar dinero con el embarazo. Hay mucho disgusto y «le han reprochado que no contara nada, se han enterado por terceras personas», leemos en ‘La Razón’.

Susanna Griso se hace la desentendida pero expone esta situación: a Anabel Pantoja se le ha visto el plumero. Pese a los rumores de infidelidad que sobrevuelan su matrimonio, sigue adelante y aprovecha esta circunstancia vital para continuar manteniéndose en la galería de la fama. Mientras tanto, recibe la visita de su gran amiga Belén Esteban, que asegura que el bebé que viene es su ‘sobrino’.