comscore

Joana Sanz se mete en otro incómodo jardín para responder a las críticas a Dani Alves

Joana Sanz ataca a los que defienden a la víctima de violación

Joana Sanz quiere que dejen de atacarla en las redes sociales, algo muy comprensible si no fuera porque ha decidido volver con el hombre que ha agredido sexualmente a otra mujer que ha sido humillada en público por los que no han creído ni su testimonio ni al juez que ha dictado sentencia y ha condenado a Dani Alves por violación.

La modelo quiere continuara con su vida, su mansión y su marido culpable y que los dejen vivir en paz, imaginamos que a la víctima de la agresión también le gustaría estar tranquila y sin recibir insultos de los que no la creen o con la indignación que debe sentir al saber que su agresor está en la calle bebiendo mojitos.

Joana Sanz se mete en otro incómodo jardín para responder a las críticas a Dani Alves

Joana Sanz estalla contra los que no entienden su reconciliación con Dani Alves

La influencer se mostró cauta cuando detuvieron a su marido, no sabía cómo reaccionar, pero todo indicaba, que aunque fue a verlo a la cárcel, ella seguiría con su vida y se divorciaría del futbolista, la reciente muerte de su madre y la detención de Alves, dejaron a la modelo completamente destrozada y desubicada.

Joana Sanz sorprendió a muchas personas cuando el brasileño salió de la cárcel y ella publicó una fotografía en la que los dos entrelazaban sus manos en señal de unión y entrega, este amor recuperado y sus escapadas lujosas han indignado a los seguidores de la modelo en las redes sociales, si bien es cierto que nadie debe insultar a otras personas, ella debería ponerse en el lugar de los que no comprenden sus decisiones.

Joana Sanz solo quiere vivir tranquila

Como todos sabemos los actos tienen consecuencias, por mucho que la modelo pida paz y tranquilidad y quiera seguir disfrutando de una vida de lujo, la realidad es que su marido ha sido condenado por agresión sexual y que todavía no ha terminado de cumplir una condena, que por cierto ha sido rebajada porque tenía dinero para pagar la fianza, cualquier otro preso en su situación estaría cumpliendo 15 años de cárcel.

Joana Sanz pide que le dejen continuar con su vida y parece una súplica que se hace a ella misma, a sus decisiones y a las circunstancias en las que ha decidido volver con su marido, la influencer pide algo que no puede conseguir, aunque nadie se metiera con ella, tendrá que vivir toda la vida con la sensación de que algo se le ha escapó en el momento que decidió volver a convivir con un condenado por violación.