comscore

Presbicia: ¿Qué es y cómo tratar sus síntomas?

Existen diferentes soluciones para tratar los problemas de visión que afectan a los pacientes. La solución más adecuada es aquella que, tras un diagnóstico preciso, está acreditada por el consejo especializado de un oftalmólogo. Hay algunas variables del contexto actual que suponen un factor de riesgo para el posible empeoramiento de la salud visual cuando se integran en el estilo de vida. No solo la vida profesional, sino también el tiempo de ocio, que está muy vinculado con el uso cotidiano de las pantallas. Esta circunstancia puede producir diferentes molestias como, por ejemplo, la fatiga visual.

La presbicia está muy vinculada con el paso del tiempo

Uno de los diagnósticos que se produce en el campo de la salud ocular es la presbicia, cuyos síntomas pueden empezar a manifestarse alrededor de los 45 años de edad (o incluso antes). ¿Cómo interfieren los signos de presbicia en la vida diaria? En este caso, el paciente experimenta la siguiente dificultad: no puede ver con claridad aquello que se encuentra cerca. Por ello, surge un mecanismo habitual en este contexto: la persona tiende a alejar algunos objetos para tener otra perspectiva. Es posible alejar una revista o un libro para leer la información con más comodidad. Este gesto supone hacer un elevado nivel de esfuerzo para llevar a cabo tareas tan sencillas como leer una carta, revisar el teléfono móvil, escribir en un cuaderno o coser una prenda.

Las revisiones son esenciales para identificar cambios en la visión

Es esencial visitar la consulta del especialista cuando surgen síntomas que muestran un cambio en el estado de la visión. Pero el cuidado de la vista no solo puede reforzarse a partir de la aparición de los primeros síntomas de un diagnóstico concreto, sino que puede potenciarse a partir de otras medidas que tienen una finalidad preventiva. Las revisiones oftalmológicas son muy valiosas puesto que permiten hacer un seguimiento continuado y más a largo plazo.

Desde un punto de vista preventivo, las revisiones, que con frecuencia se realizan con una periodicidad anual, ofrecen un diagnóstico temprano. Los signos de presbicia suelen avanzar a lo largo del tiempo de forma paulatina. Por ello, una atención puntual es decisiva para detectarla cuanto antes y definir el tratamiento más indicado.

Gafas y lentillas: productos especializados para el cuidado de la vista

Existen soluciones para tratar dificultades de la vista que no solo destacan por su eficacia, sino también por su comodidad y estética. Las gafas son un perfecto ejemplo de ello, al igual que las lentillas. Las lentillas ofrecen algunas ventajas añadidas, como por ejemplo su formato tan discreto (es un elemento que pasa totalmente desapercibido ante la mirada de los demás). Sin embargo, la elección del medio más adecuado para cuidar la vista siempre debe tener en cuenta el consejo específico del experto que establece qué es lo más adecuado para el paciente.

En este sector hay diferentes soluciones para reforzar el cuidado de la vista, como muestra la amplia variedad de productos y precios disponibles. Y las lentillas baratas destacan por su especialización, calidad y precio asequible. Generalmente, el coste de las gafas es más elevado.

Qué son las lentillas progresivas y para qué se utilizan

En la actualidad, la presbicia tiene un alcance significativo en personas mayores de 50 años. Conviene aclarar que es un diagnóstico que está muy vinculado con el paso del tiempo, el envejecimiento y la edad. Pues bien, hay diferentes tipos de lentillas cuyo uso se alinea con una finalidad concreta. ¿Cuál es el formato que se utiliza habitualmente para tratar la presbicia? Las lentillas progresivas, conocidas también como multifocales, inciden positivamente en la visión y su uso produce un efecto correctivo.

El sentido de la vista proporciona información directa en la interacción con el entorno. Es clave para observar colores, contrastes y tamaños que se encuentran a diferentes distancias. En el día a día, el foco de atención cambia de forma habitual. Por ejemplo, quizá estés haciendo una tarea que requiere observación de cerca y, poco después, contemplas la lejanía durante un paseo al aire libre. Pues bien, la calidad de vida mejora todavía más cuando una persona puede poner su atención en cualquier punto sin experimentar molestias o dificultades. Este tipo de lentillas es una herramienta de ayuda para aliviar las molestias ocasionadas por la vista cansada.

El criterio del oftalmólogo es clave para aclarar dudas

Conviene indicar que algunos pacientes cuentan con otros problemas visuales añadidos, además de aquellos que se vinculan con la presbicia. No solo es esencial utilizar el medio más adecuado para el cuidado de la vista, sino también utilizarlo de la manera correcta. La higiene y la limpieza son fundamentales para un uso eficaz de las lentillas progresivas que quedan perfectamente enmarcadas en la zona de los ojos. Y esta zona, por otra parte, es muy sensible.