comscore

El inesperado golpe que ha sufrido la reina Sofía: ha perdido a un ser querido

La reina Sofía no levanta cabeza. El pasado viernes 10 de mayo, Felipe VI experimentó un profundo dolor al enterarse del fallecimiento de Manolo Barrós, quien fuera jefe de seguridad en el reinado de Juan Carlos y Sofía durante 14 años. Barrós, un general de División con una trayectoria ejemplar, estuvo dedicado al servicio en el palacio de Zarzuela durante casi tres décadas. La reina está muy afectada.

La noticia del fallecimiento de Manolo Barrós, a causa de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), representa un duro golpe para la reina Sofía y la familia real española. Felipe VI, quien guarda gratos recuerdos de su infancia en Zarzuela bajo la protección de Barrós, lamentó profundamente la pérdida de esta figura importante en la seguridad y el entorno familiar del palacio.

Manolo Barrós dejó una huella indeleble en su labor como jefe de seguridad, siendo un pilar fundamental en la protección de la familia real durante los años de reinado de Juan Carlos y Sofía. Su dedicación y profesionalismo fueron reconocidos por todos quienes tuvieron el honor de trabajar con él.

La comunidad de Zarzuela y la familia real se unen en duelo por la partida de Manolo Barrós, recordando su servicio ejemplar y su contribución al mantenimiento de la seguridad y tranquilidad en el palacio.

La relación de doña Sofía con Manolo Barrós

reina Sofía

La relación entre Manolo Barrós y la reina Sofía fue especialmente cercana durante los últimos años, marcada por un profundo vínculo de aprecio y colaboración. La emérita mostró un compromiso significativo hacia Barrós al destinar recursos financieros para la investigación sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad que padecía el general de División y que finalmente lo llevó a fallecer.

La última vez que se les vio juntos fue en diciembre de 2023, en un evento muy significativo para la reina Sofía. En esa ocasión, la emérita asistió al acto de presentación del proyecto de investigación sobre la ELA que lleva el nombre de Manolo Barrós. Este proyecto, financiado por la Fundación Reina Sofía, tiene como objetivo profundizar en diferentes aspectos relacionados con esta enfermedad devastadora.

Durante la presentación, Manolo Barrós, en un emotivo gesto, expresó su gratitud hacia la reina Sofía por su compromiso constante con la ayuda a los demás y por el honor de que un proyecto de investigación llevara su nombre. Su hija Raquel leyó un discurso en nombre de Barrós, destacando la cooperación y el apoyo de la reina a lo largo de más de 30 años.

Este evento no solo reflejó la dedicación de la reina Sofía hacia la investigación médica, sino también la estrecha relación personal entre ambos y la importancia que tuvo Manolo Barrós en el entorno de Zarzuela durante su servicio como jefe de seguridad. Su partida representa una pérdida significativa para la reina Sofía y para todos aquellos que conocieron y apreciaron su dedicación y profesionalismo.

La reina de Sofía le intentó ayudar

El inesperado golpe que ha sufrido la reina Sofía: ha perdido a un ser querido

El triste fallecimiento del general Manolo Barrós, una figura muy cercana a toda la familia real española, llega en un momento crucial, justo antes de la celebración del I Congreso Internacional sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) ‘Manolo Barrós’. Este congreso, que se llevará a cabo los próximos días 20 y 21 de junio en la ciudad de Almería, será un evento crucial para la investigación y la concienciación sobre esta enfermedad neurodegenerativa, que aún carece de cura.

Organizado por la Fundación CIEN (Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con la Fundación Reina Sofía, el Ayuntamiento de Almería y la diputación provincial, el congreso reunirá a científicos, investigadores, expertos y personas afectadas por ELA. Esta convención se presenta como un gran paso en la lucha contra la ELA y será una oportunidad crucial para compartir conocimientos, discutir estudios y terapias, y rendir homenaje a Manolo Barrós, cuyo nombre ha sido asociado con esta importante iniciativa.

Manolo Barrós, un diplomado de Estado Mayor del Ejército de Tierra y exmiembro de la 20ª Compañía de Reserva General del Cuerpo de Policía Nacional en Valencia, fue una figura muy apreciada en su entorno profesional y personal. Su dedicación y compromiso con la seguridad en el entorno de Zarzuela fueron destacados, y su participación en la fundación que lleva su nombre representa un legado significativo en la lucha contra la ELA.

Aunque Manolo Barrós no podrá ser testigo del congreso que lleva su nombre, se espera que la reina Sofía, quien presidirá el evento, represente su legado y su compromiso con la causa. Este congreso será una oportunidad para continuar avanzando en la comprensión y el tratamiento de la ELA, honrando la memoria de una figura tan querida y comprometida como Manolo Barrós.