comscore
miércoles, 22 mayo 2024

Duerme como un bebé: alimentos con melatonina para incluir en tu cena

La melatonina es una hormona que regula el ciclo del sueño, y su producción natural disminuye por la edad, el estrés o hábitos poco saludables. Incluir alimentos que contienen melatonina en la cena puede ayudar a dormir como un bebé, proporcionando un sueño más reparador.

Las cerezas, especialmente las variedades ácidas como las guindas, son una fuente natural de melatonina. Consumir un puñado antes de dormir puede mejorar la calidad del sueño. También se pueden consumir en forma de jugo, una opción más cómoda si se desea un refrigerio nocturno rápido.

Las nueces también son ricas en melatonina, junto con ácidos grasos omega-3, que ayudan a la salud cerebral. Incluir unas pocas nueces en la cena o como parte de un snack nocturno contribuye a la relajación y mejora la calidad del sueño.

El pescado, particularmente el salmón y el atún, proporciona una combinación beneficiosa de melatonina, vitamina D y ácidos grasos omega-3. Estos nutrientes están relacionados con un mejor ciclo de sueño y la producción de serotonina, el neurotransmisor precursor de la melatonina.

El arroz, especialmente el arroz jazmín, tiene un índice glucémico alto que favorece la producción de triptófano, un aminoácido que el cuerpo convierte en melatonina. Incluirlo en la cena puede contribuir a un sueño más profundo.

La leche tibia ha sido un remedio casero popular para dormir mejor durante generaciones. Contiene triptófano y calcio, que ayudan a la relajación y a la producción de melatonina.

Finalmente, las hojas de lechuga, a menudo asociadas con dietas ligeras, contienen lactucina, un compuesto con propiedades sedantes. Unas hojas frescas en ensaladas o un té de lechuga pueden contribuir a reducir la ansiedad antes de dormir.

Incorporar estos alimentos en la cena puede contribuir a una mejora natural en el sueño, ayudando a regular el reloj biológico y brindando un descanso reparador.

No te pierdas este contenido en Vid@TV